miércoles, 7 de enero de 2015

CIUDADANÍA O ESCLAVITUD.

&&&&&
CIUDADANÍA O ESCLAVITUD.- MILLONES DE JÓVENES EXPLOTADOS.- Los derechos se han universalizado, sin embargo, las políticas imperiales del "Consenso de Washington", políticas concentradas en el más cruel y devastador de los derechos humanos, como es el neoliberalismo, miles de empresas deslocalizadas, (Desterritorializadas) (re)ubicadas en especial en los países del sudeste asiático,(China, India, Taiwán, Hong-Kong, Tailandia, Singapur, etc.). El norte de México, Centro América, el Caribe, (Las Maquilas, centros de esclavitud moderna o los galpones en los tiempos de la esclavitud colonial).- Colombia, ahora el Perú con la Ley Pulpín, todos los países de la euro-zona, con millones de desocupados – parados, desempleados, especialmente jóvenes – países con  millones de jóvenes en condiciones de nueva “esclavitud asalariada”, política de la llamada “flexibilización social”, privados en absoluto de todos sus derechos sociales – laborales – como, ausencia de planillas, ahora pago por recibo, sin estabilidad, jornadas de trabajo de 16 hasta 18 horas, sin dominical, sin derechos de seguridad social y menos jubilación. Prohibido sindicalización, edad de trabajo entre los 18 y 24 años. Mano de obra descartable a los 24 años y son reemplazados por otros millones de los millones de despedidos, (El 80% de los 400 millones de nuevos esclavos asalariados, en el mundo de la globalización neoliberal, son mujeres, jóvenes, a quienes se les cercenó todos sus derechos)


Tal como expresamos, en la fotografía tenemos jóvenes mujeres en el norte de México, en las Maquilas, dedicadas  a la confección de Casacas para el mercado norteamericano, La jornada de trabajo es un promedio de 16 a 18 horas, (en navidad y fiestas de mayor demanda llega hasta el límite brutal de las 20 horas. Se paga por recibo, salarios de 45 a 50 centavos de dólar la hora (Estados Unidos es de 28 dólares la hora). No tienen estabilidad, descanso dominical, menos vacaciones, seguridad social, jubilación. A los 24 años son despedidas y cambiadas por otros miles de jóvenes procedentes del sector rural de 18 años. Este es el “trabajo” asalariado, que se fundamenta en la flexibilización social como parte de las políticas del Consenso de Washington. En las Maquilas se forman los “nuevos esclavos asalariados del nuevo milenio”. ¡! Viva la libertad laboral ¡¡¡. Presidente Humala, porque este es el sistema que hoy defiende como la Ley Pulpín.
*****

Este es el paraíso celestial que el neoliberalismo nos ofreció al mundo, ante el fracaso del populismo, el asistencialismo y el reformismo político a inicios de los 90’ del siglo XX. (El Fin de la Historia. El Fin de las Ideologías. El Fin de la Sociedad del Trabajo) Ahí están los resultados: la más cruel, violenta y salvaje desigualdad económico-social, mundializada. Sin embargo, es importante, tener una nueva mirada, que de ese mundo subterráneo de violencia, descomposición material y moral, infernal para millones de jóvenes (pero también para millones de mayores, otros aún sindicalistas, con sus luchas tratan de mantener sus derechos, pero por lo general atacados y violentados en forma permanente.) De este inmenso lodazal de violencia, hoy a nivel global está emergiendo un “mundo nuevo” una alternativa diferente y superior, rescatando los principios aurorales de la Modernidad, como también una nueva propuesta del vivir bien y respetando sus derechos sociales y políticos. Ubicarse en ese tiempo histórico y político, entre la crisis estructural, múltiple del sistema capitalista y el surgimiento del “cambio de época, histórica” con nuevos sujetos históricos - actores y protagonistas sociales y políticos – alumbra en el escenario mundial una esperanza, ante la crisis humanitaria, la lucha por la construcción de una nueva humanidad. Es el Movimiento Social Mundializado de la Ciudadanía Política.


La calle, la Plaza Pública - después de 25 siglo de historia, retorna el Ágora griega - raíz y cimiento de la Democracia Directa, la Ciudadanía y la Comunicación Política. El Movimiento Social 15-M en España desde el 2011. Los Indignados, tomaron las calles y plazas como centro de lucha y protesta contra las políticas del ajuste y reajuste, tiempos del gobierno de Rodríguez Zapatero y el PSOE y posteriormente contra las Políticas del Presidente Mariano Rajoy del partido Popular -- la derecha política - políticas de salvataje y austeridad, fracasan totalmente. De las entrañas de la plaza pública -la nueva sociedad civil - salió el Podemos como nuevo partido político, de refundación de la política y por una Nueva Democracia.
*****

De las entrañas de la Calle, de la Plaza Pública, de los movimientos ciudadanos mundializados – retorna después de 25 siglos, el Ágora griega – estamos recuperando el espacio público, que en los 90’ el neoliberalismo nos expropió. Una nueva corriente política está recuperando – proceso muy difícil, pero no imposible – la Confianza en la política, en su representación y en los propios políticos, en el objetivo estratégico de “refundar la política”; combatir políticamente este proceso social de la nueva esclavitud asalariada, poner en el centro de las reivindicaciones los derechos ciudadanos, forjar nuevos espacios o contextos sociales de construcción de Ciudadanía Política, fortaleza social del poder local popular – la nueva Sociedad Civil – escenarios de conflictos múltiples y complejos, donde los propios actores sociales – la juventud – deben asumir la gran responsabilidad social y compromiso político de erradicar desde las propias raíces las nuevas formas de desigualdad económico-social – explotación del hombre por el hombre, hoy llamada flexibilización social – tarea central de nuevos Líderes Comunitarios, protagonistas del proceso, actores de su propia lucha, activando y promoviendo la participación ciudadana, fortalece el camino de la lucha política, hacia la forja y construcción de una Nueva Democracia.
/////



Niñas, Presidente Humala, Niñas en las Maquilas de El Salvador. Este es el trabajo y la libertad que usted defiende con tanta pasión y entreguismo. Sabe cuánto gana esta niña por hora 0.25 centavos de dólar por hora para trabajar como adulta – mire la cantidad de tela que debe procesar para las muñecas Barbie. El capitalismo salvaje no respeta menos clasifica si son niños, jóvenes, adultos, porque a todos explota en su  conjunto. Porque el capitalismo viene al mundo correando sangre y lodo de la cabeza hasta los pies.

*****

CIUDADANÍA O ESCLAVITUD.


*****

Pablo Mosquera.

La Voz de Galicia. Martes 6 de enero del 2015.

Una vez más el líder de la Iglesia ha puesto un titular para comprender lo que está sucediendo. «Acabar con las formas modernas de esclavitud». Y es que el papa, por su formación cultural, conoce los antecedentes de las luchas históricas para ser libres, para alcanzar el estado social de ciudadano. Tal concepto es del mundo antiguo pero se conquista con la etapa de la modernidad. «El ciudadano democrático ha dejado de depender de algunos individuos determinados para vincularse a todos los demás en condiciones de igualdad; la ley nos emancipa de poderes particulares para pasar a participar de la universalidad que constituyen derechos y deberes». Así lo han expresado autores de reconocida solvencia intelectual. Estoy convencido. El papa tiene razón. Mientras la explotación del hombre y sus organizaciones socio-económicas operaban en el tercer mundo, en la vieja y culta Europa solo se enteraban algunos. Esas historias de pobreza y miseria con las que nos avergonzaban la conciencia cada vez que los cooperantes llegaban a nuestra Arcadia feliz y nos relataban como vivían legiones de seres humanos para ser mano de obra barata. Solo han llegado a impactarnos, de verdad, cuando las estamos viviendo en nuestro entorno, barrio, pueblo, ciudad. A Caritas pongo por testigo. Los cuatro jinetes del Apocalipsis del libro de San Juan siempre han estado ahí.

Solo cuando cabalgan en el norte descubrimos que el sur también existe. Nos han impuesto un modelo con tres patas: hay que competir con los parias que manufacturan para las empresas instaladas en un mundo de esclavos y deslocalización. Hay que tolerar y asumir la desigualdad como modelo.

Hay que renunciar a derechos y conquistas sociales por dicterios de un sistema controlado por los prestamistas del mercado monetario. Hay tres escenarios. La pobreza vergonzante que se oculta en los comedores sociales o en la solidaridad familiar. La pérdida absoluta de confianza en el sistema que gobierna y administra el patrimonio común del Estado de Derecho y que debería garantizar el ejercicio real de la ciudadanía. La sublevación de los parias a través de movimientos como Podemos, dónde los modernos esclavos y aspirantes a tal vejatoria situación se acogen para recuperar la dignidad.

2015 será, con seguridad, el año del nuevo siglo.

*****